Sangría francesa » Otros textos » Reseña de Cara coartada

Cara coartada
Federico Daniel Navarro
Eudeba
80 páginas

 

Ya es una especie de convención empezar diciendo que todo premio (literario o no) es relativo. Los jurados, se sabe o se sospecha, suelen galardonar a las obras que, no exentas de talento, se sitúan más o menos en el centro de la tendencia del año, relegando a otras que tal vez tengan mayores méritos pero que no aseguran un inmediato destino de best-seller. No es eso lo que sucedió con Cara coartada, la primera novela de Federico Navarro, que se alzó con el premio mayor en la última edición de "Buenos Aires no duerme". En lugar de garantizar el éxito comercial, el jurado privilegió una historia profunda, compleja y ajena a toda lectura fácil.

Imposible aproximarse en este breve espacio a Santiago y Ángela, los dos polos entre los cuales oscila la historia, que se cuenta desde sus propias voces internas. Pero estas voces se funden, muchas veces en el espacio de un mismo párrafo, y resulta imposible deslindar quién está hablando, recordando o sintiendo. Paradójicamente, este recurso narrativo le sirve a Navarro tanto para unir como para separar a los personajes. Igual que el sexo, esa criatura omnipresente en las páginas de Cara...

Obviamente, no esperen un Sidney Sheldon o un Bioy Casares. Se trata de una novela para leer con atención, con toda la atención posible. A medio camino entre Cortázar y Bataille, entre lo moderno y lo posmoderno, entre la felicidad permanente y la infelicidad eterna, Navarro construye una historia de amor oscura, plagada de chispazos de un humor casi ingenuo. Por lo demás, la trama es ciertamente atrapante, porque a su propia manera (no vulgarizada, repetimos, por los vicios de una máquina de hacer chorizos) incluye sexo, violencia, suspenso... y un terrible secreto.

S.N.L.